La migración venezolana en Colombia tiene muchas dimensiones que van más allá de la existencia de un profundo drama humanitario. Su complejidad es producto de aspectos como: la binacionalidad (según Migración Colombia aproximadamente 20% tienen doble ciudadanía colombo-venezolana o son colombianos retornados), diversidad académica y social, entre otros.